¿Te han diagnosticado recientemente un TOC? ..... Bienvenido al Club.

      Por fin sabes lo que te pasa. Por fin sabes que lo que sufres, probablemente desde hace años, es un Trastorno Obsesivo Compulsivo. Lo primero que debes saber es que "no estás solo" . No eres un bicho raro, sólo padeces una enfermedad mucho más común de lo que la gente piensa. Sólo en España padecen el trastorno más de 1 millón de personas y muchas de ellas lo ocultan porque se sienten avergonzados. No hay ninguna razón para sentir vergüenza o temor de buscar ayuda. El TOC es una enfermedad con base biológica y de curso generalmente crónico como la hipertensión o la diabetes, y con tratamiento adecuado se pueden controlar los síntomas y tener una vida feliz y productiva.

     El TOC puede ser una de las experiencias más desconcertantes y angustiosas para el ser humano, pero la buena noticia es que tiene tratamiento. Con la guía profesional adecuada y la terapia correcta los síntomas se pueden controlar y tener una vida completamente normal.

      Aquí tienes algunos consejos prácticos que te ayudaran a afrontar el problema con éxito:

1.- Aprende sobre el TOC. Busca información en libros, en internet y otros medios que estén a tu alcance. El primer paso para afrontar un problema es conocerlo, y cuanto mayor es nuestro conocimiento y comprensión de aquello que nos ocurre, mayor es la posibilidad de hacerle frente con éxito.

2.- Se optimista en cuanto a tu recuperación. Establece metas personales. Tu puedes aprender a manejar los síntomas que tienes de ansiedad y lograr vivir una vida plena.

3.- Aléjate del consumo de bebidas alcohólicas y/o uso de drogas como mecanismo para enfrentarte a la situación. El uso de ellos sólo empeorará los síntomas e interfiere con cualquier medicamento que tomes para tu trastorno.

4.- Participa en tu tratamiento. Tu eres el mejor experto sobre tí mismo. Toma parte activa en el establecimiento de tus metas individuales y tu plan de tratamiento, trabajando con el terapéuta y asistiendo a sus citas. Practica las habilidades y técnicas que aprendes durante el tratamiento y sigue el plan, aunque en ocasiones te parezca incómodo o desafiante.

5.- Toma los medicamentos según lo convenido. Los medicamentos no curan el TOC, pero te pueden ayudar a manejar los síntomas mientras recibes los tratamientos psicoterapéuticos. Habla con tu médico sobre tus dudas acerca de la medicación, de los efectos secundarios, si el medicamento te resulta eficaz o no, y de cualquier otra preocupación acerca de los medicamentos que tomas. No debes tomar medicamentos por tu cuenta ni modificar las dosis sin consultarlo previamente.

6.- Usa las habilidades que aprendes en la terapia y trabaja activamente hacia la meta de eliminar comportamientos obsesivos compulsivos. Las terapias que supongan exposición a estímulos temidos suponen un componente extra de ansiedad que deben ser afrontados con entereza. Esto es un reto que requiere un compromiso personal y la práctica diaria.

7.- Crea apoyos a través de tu familia, amistades, y grupos de apoyo mutuo de iguales. Es importante tener una red de familiares y amistades de la cual tu puedes depender para ayuda y apoyo. Los familiares y amigos te pueden ayudar a practicar tus nuevas habilidades. Compartir logros y problemas con otras personas en un grupo de apoyo mútuo o de autoayuda te puede ser muy útil.

8.- Participa en actividades sociales en vez de aislarte. Hay veces que parece que tus síntomas del TOC te están consumiento la vida hasta el punto de no dejarte mucho tiempo para comunicarte con los demás. Invitar a otras personas a participar en tu tratamiento puede servir como protección contra los retrasos y puede sostener el ánimo para seguir el camino de la recuperación.

9.- Realiza meditación, yoga, ejercicios de relajación y respiración profunda, y otras técnicas para aliviar el estrés, que te pueden ayudar a reducir los síntomas de ansiedad que se presentan por el TOC. Una forma de meditación que se conoce como meditación de atención plena puede ayudarle mucho.

10.- Realiza algún ejercicio regularmente. Aparte de ser un hábito muy saludable, te será útil para descargar las tensiones acumuladas.

Y recuerda que no estás sólo. Asociaciones como TOCAS pueden ayudarte a ponerte en contacto con otras personas con tu mismo problema.

 

 


enlace

 


Asociación de Trastorno Obsesivo Compulsivo de Andalucía - TOCAS